Debido a la visita de los reyes de España, Felipe VI y Letizia, a Cuba con motivo del 500 aniversario de La Habana se realizaron en dicha ciudad números recogidas y matanzas de perros y gatos callejeros. Esta situación despertó el malestar de activistas por los derechos animales que se manifestaron frente a las puertas del Centro de Observación Canina de Zoonosis generando, también, el repudio de la sociedad civil a los sacrificios que se estaban realizando.

“Cierre de Zoonosis”, “Abajo Zoonosis” y “No más sacrificio” fueron algunas de las consignas que expresaron los manifestantes, quienes también encontraron la aprobación de los vecinos que pasaban por la zona.

Luego de que las fuerzas de seguridad accedieran al dialogo, los activistas consiguieron liberar a 13 de los perros que allí se encontraban, impidiendo las matanzas. A su vez, se logró el compromiso de las autoridades del Centro de Observación Canina de no realizar más recogidas de animales en el día de la fecha.

Si bien el objetivo de fondo era conseguir el cierre de Zoonosis, considerado “un centro de aniquilamiento animal”, los manifestantes lograron visibilizar esta problemática tanto en medios independientes como en la sociedad civil que en muchos casos se manifestó en repudio al gobierno mediante las redes sociales.

 

Tomás Armendano

Estudiante de Ciencia Política en la Universidad del Salvador (USAL)