El pasado martes 18 de agosto DemoAmlat convocó el panel “Reforma del Código de Familia en Cuba” para realizar un análisis del contenido, las demandas y las perspectivas hacia la reforma del Código de Familia cubano en 2021.

La actividad, moderada por Valentina Cuevas, Coordinadora del Observatorio Legislativo de Cuba (OLC), contó con la participación de Isbel Díaz Torres – Activista LGBTI (Cuba); y Margarita Salas Guzmán – Presidenta del Partido Vamos, Comisionada Presidencial de Asuntos LGBTIQ+  (Costa Rica). Puedes encontrar el video completo de este panel en nuestro canal de Youtube, haciendo click aquí.

Para comenzar, Isbel Díaz marcó que esta reforma es una idea que se viene posponiendo hace años y que de alguna manera ha servido de pantalla para el gobierno frente a la comunidad internacional. En este sentido destacó que se vienen aprobando una serie de legislaciones que caracterizó como: “bastante integrales” pero que en la realidad no modifican elementos fundamentales, sino que estos se ven suplantados u opacados por temas que a primera instancia resultan más llamativos. Aseguró que existe ese temor a que esta reforma tome el mismo camino debido a que “todo este debate lo estamos teniendo a ciegas, nos estamos enterando en medios de prensa de que es lo que está pasando (…) Hay una carencia fundamental de activistas, de lideres y lideresas del movimiento LGBTI, feminista, que no estan participando, aunque sean personas que estan trabajando en estos temas hace años”.

Una cuestión que resaltó es el cambio que se dio en el título “ya no se habla de ‘Código de familia’, sino de ‘Código de familias’, lo que abre la posibilidad de distintos tipos de organización familiar”.

En su exposición Margarita Salas nos comentó cuál fue el camino que se siguió en Costa Rica para llegar al matrimonio igualitario, un proyecto que fue tomando forma desde el año 2006. Un proceso que se vio limitado principalmente por los sectores conservadores, más aún al no tratarse de un estado laico. 

Finalmente, desde el despacho de Vicepresidencia de la República, se planteó una consulta ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la unión de personas del mismo sexo y el reconocimiento de las personas trans. La respuesta a estos temas fundamentales fue positiva en ambos casos, por lo que afirmó que: “La elección presidencial de 2018 fue polarizada por el debate sobre el matrimonio igualitario”.

Por otro lado, Margarita resaltó que si bien se eliminó la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo, hoy “se esta resolviendo por vías de jurisprudencia toda la legislación conexa, ya que no se aprobó una ley, sino que se eliminó una prohibición”.

Para finalizar se refirió a los procesos de referendo popular: “La potestad de someter materia de derechos humanos a referendo me parece sumamente peligroso (…) los derechos humanos debería ser una garantía universal para todas las personas y no depender de si a un grupo de personas le parece “.

Demo Amlat agradece a los expositores por participar en este panel, que se inscribe en el conjunto de iniciativas que promueve este proyecto con el objetivo de fomentar espacios de discusión de temas transversales en la región.